Ahora que está tan de moda escoger los alimentos que forman nuestra dieta, cuidar qué ingerimos y mirar cuidadosamente los ingredientes que seleccionamos, ha llegado el momento perfecto para hablar sobre cómo afecta lo que comemos a nuestra sonrisa. Y es que, lo creas o no, la dieta y la salud oral están relacionadas.

¿Cómo afecta lo que comemos a nuestra sonrisa?

Lo que ingerimos en nuestra dieta tiene una incidencia directa en nuestra salud, en el sentido más amplio de la palabra. Por tanto, no es de extrañar que afecte lo que comemos a nuestra sonrisa, favoreciendo el correcto desarrollo de huesos, músculos y órganos, además de prevenir posibles problemas como enfermedades o infecciones.

Lo cierto es que la alimentación, sea cual sea la escogida (vegetariana, vegana, omnívora, real food, paleo, etc.) o la que no nos queda más remedio que asumir (para intolerantes o alérgicos), debe incluir todos los nutrientes necesarios para nuestro organismo. Una dieta equilibrada y sana deberá estar compuesta, idealmente, de frutas, verduras, hortalizas, legumbres, pescados, carnes y lácteos.

Por supuesto, uno de los principales alimentos que debes eliminar o restringir es el consumo de ultraprocesados y bollería industrial, fuente de azúcares y grasas que, además de afectar a tu cuerpo comprometiendo tu salud, afecta a la cavidad oral originando caries y/o enfermedades periodontales

Una sonrisa sana

Para mantener una sonrisa sana, te traemos tres consejos que puedes comenzar a aplicar desde ya mismo. ¡Toma nota!

Cuida tu alimentación

Como hemos dicho en este blog: cuida lo que comes. Consume una dieta rica en frutas y verduras, con fibra, cereales y huevos. No olvides añadir grasas buenas como los frutos secos o el pescado azul, y algunos procesados beneficiosos para tu salud como el aceite de oliva virgen extra.

Mantén una adecuada rutina de higiene oral

Casi tan importante como comer, es cepillarse después los dientes. Ya sabes que el enemigo número 1 de las patologías orales es una buena rutina de limpieza dental. Cepilla tus dientes después de cada comida, utiliza accesorios interdentales y dentífrico rico en flúor.

Visita al dentista

Para mantener una sonrisa sana, nada como tener un dentista de confianza. Solo un experto podrá aconsejarte y valorar la situación de tu cavidad oral. No lo dejes más tiempo y pide cita hoy mismo.

Iniciar conversación
Hola, ¿en qué podemos ayudarte?